PREMIOS IMÁGENES MUSICALES ENGARZADAS

La Asociación Escritores en Rivas, en colaboración con la Concejalía de Cultura y Fiestas, entregó los PREMIOS del Certamen de Microrrelatos IMÁGENES MUSICALES ENGARZADAS, en el programa cultural y literario PALABRAS EN VUELO del lunes 22 de mayo de 2017, que se celebró en el Centro Cultural Federico García Lorca.

El microrrelato, de temática libre, tenía que inspirarse en las tres imágenes propuestas para crear una historia. Todo ello bajo la atmósfera musical de la Cantata Carmina Burana de Carl Orff.

La entrega de premios fue realizada por los escritores Fátima de la Jara y José Guadalajara.

FINALISTAS: Iván Mayayo, Patricia Collazo, Pedro Serrano, Jacinto Avendaño y Jaime de León.

PRIMER PREMIO

Cuando el destino alcanzó a Carl Orff.

Pedro Serrano

Su mayor temor se hizo realidad. Siempre pensó que podía dedicarse a su música sin preocuparse de su entorno. Las palabras de Martin Niemöller golpearon su mente: “Cuando los nazis vinieron a llevarse a los comunistas,  guardé silencio,  porque yo no era comunista… “. El resto del poema se desgranó en su recuerdo como la crónica de una muerte anunciada: la de su conciencia. Miró a su interior y vio que era parte de la maquinaria perversa, un engranaje más de la locura alienante.

Su música había sido pervertida y utilizada como estandarte por esos monstruos que apelaban a la pureza de sangre. Él solo había querido regalar al mundo una visión de belleza etérea, de cielos que prometían nuevos horizontes,  pero la rueda de la Fortuna, como un rodillo, le había encadenado a un muro de vergüenza.

Al menos tuvo un acto de rebeldía: rechazó pertenecer al partido nazi.

 

 

SEGUNDO PREMIO

 

Fortuna

Jacinto Avendaño

El viejo y deteriorado barco surca la noche sin instrumentos de navegación, por lo que la escasa tripulación decide orientarse por las estrellas.

Las madres, que abrazan a sus hijos, son como Venus Genetrix que vuelan en busca de libertad y prosperidad para ellos.

El estruendo que rompe el silencio de la noche es de la fiesta VIP que se celebra en una isla cercana, amenizada con una conocida opera  proyectada  con potentes decibelios.

Alguien logra descifrar algún texto :

Oh Fortuna, variable como la luna. Como ella creces sin cesar o desapareces. Vida detestable…

Los pasajeros son los hijos de la reina Hécuba, desterrados por la guerra y el horror, pero no saben que serán recibidos por hombres con caras pétreas que les darán la espalda.

Solo miembros de una ONG y de la Cruz Roja los alientan con su abrazo y pancarta:

<<Bienvenidos a Lesvos>>