DONANTES DE RISAS Y EL HUMOR NEGRO, por RAFAEL UBAL

(A propósito del incidente producido por unos chistes “políticamente incorrectos” atribuidos al señor Guillermo Zapata, concejal de Cultura en el Ayuntamiento de Madrid)
Desde Donantes de Risas, asociación en la que ya hace años estamos dedicados a la investigación y divulgación de cuanto tiene que ver con la teoría y la praxis del Humor y de la Risa, consideramos oportuno realizar alguna puntualización a propósito de lo que se suele entender por Humor Negro en nuestra sociedad y de las repercusiones que se pueden derivar, para bien o para mal, de unos y de otros.
En primer lugar deseo traer a la consideración de los lectores, para su propio discernimiento, el siguiente diálogo extraído de una viñeta de Máximo en el diario el País, tal cual:
– A) Hay niños esclavos, hay niñas prostituidas, hay mujeres maltratadas, hay hombres explotados.
– B) Hay terrorismo patriótico, hay bombardeos rutinarios, hay armas espantosas que entre todos pagamos, hay torturadores profesionales, hay genocidas legítimos.
– A) Hay hambre, hay ignorancia, hay pobreza, hay miseria, hay injusticia, hay cárceles, hay odio, hay fanatismo, hay dolor, hay abismos de desigualdad.
– B) A veces también, en momentos raros, hay amor y humor.
– A) Sí, es la parte incoherente de la vida.
Pues bien, este texto relata lo que para nosotros es el verdadero contenido del Humor Negro (más bien Mal Humor Oscuro y Maligno) empleado en la práctica totalidad de nuestros telediarios, y que maldita la gracia que tiene. A ellos sí que los debiéramos de hacer dimitir si gozáramos de un saludable y equilibrado estado mental, por la intoxicación de masas que provocan. Y esto sucede así, no por casualidad sino que en gran parte, es consecuencia directa de las medidas hipnotizadoras adoptadas por todos los responsables de organizar la convivencia, es decir, por quienes ostentan el poder político de programarnos. Y, convendría recordar aquí, la afirmación de Karl Popper al respecto: “la historia del poder político es la historia de la delincuencia internacional y del asesinato en masa”. Ese es para nosotros, los Donantes de Risas, el verdadero motivo razonable de escándalo, el auténtico “mal humor oscuro o humor maligno” que padece nuestra sociedad y que nos ha conducido y nos sigue arrastrando a la situación que magistralmente definiera Eduardo Galeano en su obra titulada “Patas arriba: la escuela del mundo al revés” en cuyo resumen nos dice: “Hace ciento treinta años, después de visitar el país de las maravillas, Alicia se metió en un espejo para descubrir el mundo al revés. Si Alicia renaciera en nuestros días, no necesitaría atravesar ningún espejo: le bastaría con asomarse a la ventana. Al principio del milenio, el mundo al revés está a la vista: es el mundo tal cual es, con la izquierda a la derecha, el ombligo en la espalda y la cabeza en los pies”.

Humor negro 19-6-2015 p [1600x1200]Pues bien, queridos lectores, de esta cruda realidad bebe toda la ficción literaria del humor negro. Ya sea en forma de chiste, de viñeta, de tebeo, de monólogo, de cuento… y si somos sensatos no nos debe escandalizar quien nos cuenta la ficción, sino quienes producen y fabrican esa realidad indeseable. No matemos al mensajero, por torpe que nos parezca, por
mal que nos la cuente. No nos quedemos mirando como imbéciles al dedo que nos señala hacia dónde debemos mirar para no caer en la fosa séptica, pues no habremos superado la inteligencia de las bestias y, nuestra bestialidad nos llevará a escandalizarnos de la deformidad del dedo que señala, mientras nos hundimos en nuestros egos y en nuestras vanidades y nuestra estupidez nos conduce a batallas estériles que envenenan de prejuicios y de censuras nuestras vidas. El verdadero Humor, sea del color que sea, pero sobre todo el Humor Negro, se salta todos los prejuicios y todas las censuras y nos instala, más allá de toda lógica y de toda moral, en la inocencia y en la anarquía más radicales. El Humor Negro es un excelente recurso despertador y deshipnotizador, motivo por el que levanta tantas ampollas tanto en los déspotas como en los serviles y razón por la que, este tipo de humor, tiene tan mala prensa en nuestra sociedad, sobrada tanto de unos como de otros, tan políticamente correctos todos ellos. Sólo seres tan excepcionalmente dotados de Humanidad como Irene Villa, son capaces de asimilarlo como toca, con una sonrisa auténtica. En segundo lugar quiero hacer memoria de un suceso acaecido en este mismo año, en concreto el 7 de enero del 2015, me estoy refiriendo al atentado perpetrado en París contra Charlie Hebdo. Quiero recordar a quienes ahora se quieren quitar de en medio al señor Zapata por unos simples chistes de humor negro, su inconmensurable hipocresía al querer aparecer en la foto oficial del 11 de enero “je suis Charlie”, cuando 40 líderes mundiales parecían estar a favor de la ficción del humor negro y en contra de la intransigencia, del dogmatismo, del fanatismo, del oscurantismo… Estos y sus respectivos correligionarios y partidarios sí que debieran dimitir. Pero parece que aún estamos muy lejos de llegar a la meta que Doña María Zambrano planteaba en su libro “persona y democracia” cuando, allá por 1958, decía: “A medida que los hombres se van sintiendo personas y van teniendo tiempo de pensar, el que va ejerciendo el poder va teniendo la exigencia de dudar. De ahí que todos los déspotas teman el pensamiento y la libertad, porque reconocer esto significa ser persona y actuar como persona cuando se manda. Pero mandar, ¿no es algo que habrá de desaparecer, que estamos buscando desaparezca?”. Hasta aquí Doña María Zambrano. Pues, en conclusión, mucho me temo que estos déspotas que sólo aspiran a mandar, aún se encuentren muy lejos de abandonar su hipócrita y prepotente actitud “políticamente correcta”. ¿Por qué en vez de quererse quitar de en medio al señor Zapata, no van a hacerse la foto con él?. Pues yo sí. Si en su día yo dije que era Charlie Hebdo, hoy digo que soy Zapata. ¡Valiente panda de Hipócritas quienes se escandalizan de unos chistes mientras alegremente y desde la impunidad hacen políticas que matan y asesinan de verdad a personas de carne y hueso!. Más vale que lean el Evangelio, Mateo 7,5: ” ¡Hipócrita! Saca primero la viga de tu ojo, y entonces verás con claridad para sacar la mota del ojo de tu hermano”. Esto sí que “se pasa de castaño oscuro”, esto no es humor negro, es “mal humor oscuro y maligno”, pura “mala leche” que requiere de un delicado y laborioso tratamiento psiquiátrico para ser transformada en “buen yogur”. Más vale que se escandalizaran y pusieran el grito en el cielo por la llamada “Ley Mordaza”, ¡como para no reírnos!.

Rafael Ubal López (El Reyezuelito) Presidentede la Asociación Donantes de Risas / Miembro Asociación Escritores de Rivas

PAULA MEDRANO es estudiante de 2º de Bachillerato en el IES Duque de Rivas. Recientemente ha ganado el primer premio en el Certamen del Instituto con un relato de una enorme calidad literaria. Le publicamos ahora este texto en nuestra revista.

Paula

 LÍNEAS

    Mire, se lo voy a explicar con dos líneas. La línea A y la B son paralelas y nunca se tocan por sí solas, andan la una delante de la otra sin verse, como si entre medias hubiera un espejo enorme que reflejaba todos los ángulos excepto el del otro. Las líneas, en su complejo de infinitas y eternas, siguen continuando y retrocediendo, cruzándose una y otra vez con molestas líneas secantes, algunas nuevas y otras que ya habían irrumpido en su sinfín de puntos muy juntos. Ahora bien y como suele pasar siempre, hay un pero, y es que la línea A (ella), embestida por una terrible goma de borrar, se fragmenta. Es un hueco que la hace llorar, que la divide en dos, acabando su infinitud y perfección. Entonces ella está triste, desamparada, cabizbaja, tiene frío y hambre.

     Lo que no se sabía era que, con aquel destrozo, el espejo se rompió en mil pedazos y la línea B (él) vio el accidente. Admiró la infinita cola de ella, totalmente paralela a la suya, y sintió una oleada de compasión cuando vio el motivo por el que se había roto la invisibilidad. Era blanco, con restos de goma por todas partes, ¡y ni siquiera lo había borrado bien! Entonces la miró, contempló las lágrimas que corrían por su cara de segmento y, armado de valor y empatía, se rompió y de un salto cayó perpendicularmente sobre ella.

    Tuvieron una relación especial durante los primeros días, solo pensaban en sus cuatro ángulos de noventa grados exactos y él acariciaba el borde mal borrado de ella como si fuera una cicatriz. A veces, incluso se reían juntos muy bajito de las líneas secantes, que no encontraban algo tan perfecto como lo que tenían ellos. Fue un período de felicidad, una felicidad lineal llena de besos rectilíneos.

   1111 Finalmente, cuando acabó ese estado de embriaguez, llegó una desazón mas cortante que ellas mismas. Discutían, no hablaban, se pedían perdón con promesas falsas que no cumplirían, dejaron de dormir juntos, de contar chistes y ambos evitaban el eje, que les recordaba a tiempos mejores que no podrían recuperar. Ella, cogiendo el toro por los cuernos, decidió separarse y convertirse en secante, es lo penúltimo que quería hacer, ya que lo último sería aguantar un cuadradito mas con él. Y, con ella convertida en secante, él también lo sería en consecuencia.

    La línea A recompuso su vida poco a poco, viajó de aquí para allá visitando otras líneas, pero evitando cuidadosamente las perpendiculares. No encontró el amor definitivo, pero le daba igual, era una línea.

    La línea B, en cambio, volvió a donde había dejado lo que quedaba de él antes de partirse y miró lo infinito y perfecto que era, cayendo en una depresión que le impedía mirar hacia otros lados. Se sentaba y con la mirada fija en su pasado se lamentaba, se autocompadecía, se maldecía por haber tomado la estúpida decisión de partirse por alguien que al final le haría tanto daño. Y mientras, a su al rededor, pasaban las demás líneas paralelas, mirando con compasión y jurándose a sí mismas que nunca iban a terminar así.

   Y, bueno, esta es la historia de cómo se degeneran las líneas. O las personas, si lo prefiere.